Final del verano, inicio de los hongos

Como sabéis, cada época del año va ligada a acontecimientos naturales determinados; en éste caso, entramos de lleno en el tiempo de los hongos y setas. Son semanas, que anteceden, más o menos en 15 días a lo que será otra época muy marcada en el calendario y de sobra conocida y explicada: la migración de las aves o la pasa.

Si tuviéramos la suerte de que el tiempo se mantuviese templado y encima, lloviese, no nos cabe duda de que sería un año excepcional para los hongos. Pero resulta, que el tiempo en ésta época es muy cambiante y sólamente con la llegada de una noche de frío notable, nuestras esperanzas de llenar cestos quedaría truncada.

Recuerdo que a finales del verano de 2009, habiendo sido un año en cuanto a humendad y temperatura, muy parecido a éste, fuimos muchas personas las que nos enganchamos a ésta afición singular. Nos lanzamos a la aventura y despertamos una afición de la que recibimos muchas cosas buenas: paseos por el bosque, el disfrute de ver el cambio estacional en el paisaje y además y con suerte poder coger tres o cuatro “hondos beltzas” o “boletus aereus”.

El valor culinario de los ejemplares recolectados es alto, pero no será nada comparado al momento en el cual nos los encontremos en su estado natural. No existen reglas fijas acerca de dónde salen; hemos llegado a recoger ejemplares cercanos al kilo crecidos o nacidos de la pura roca. O bién nos hemos encontrado ejemplares nacidos en troncos, debajo de zarzas o incluso en terraplenes en laderas de los ríos. Ésta es una de las razones del porqué me resulta tan atractivo el ir a recogerlos., no es fácil, salvo cuando existe en el campo “un brote” considerable, suceso que acontece más o menos cada siete años.
También en éste brote influyen hechos diferentes que determinan su tamaño, peso, humedad, etc.. por ello tendremos en cuenta en muchas ocasiones las fases solares-lunares.

Os recomiendo que si os vais a acercar al bosque a por hongos, lo hagáis acompañados de un conocedor o conocedora de los hongos y de ésta afición. Además, resulta muy fácil perderse en el bosque en ésta época, ya que, el manto verde de los árboles nos impedirá ver puntos de referencia a distancia larga, lo que supondrá que nos fijemos en puntos de referencia inadecuados que hagan que después tengamos algún apurillo.. No será la primera vez que se nos eche la noche encima y que tengamos más dificultades de las previstas en encontrar el coche.

Os mantenré bién informados,
Mikel

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Pesca en río a látigo 2

Buenos días seguidores de Cómopescar, creo que la última explicación concerniente a la pesca a látigo quedó situada en el momento en el cúal hablábamos de las diferentes partes del equipo que necesitamos:

- recordemos que el carrete lo utilizaremos para almacenar la cola de rata, que como su propio nombre indica, es como una cola de rata: va de un grosor más gordo, hasta que progresivamente se hace más fino. En éste punto ataremos el bajo de línea, bien con conectores (plástico) o mediante el anudado de las dos partes (cola de rata junto con la finísima pita, entre 0,10 y 0,15 mmts). La manivela del carrete prácticamente no la usaremos; sólo será necesaria su utilización cuando hayamos efectuado un lance y queramos recoger el hilo lanzado, el cúal es posible que se encuentre medio enrollado en nuestros pies. Incluso en el mometo en que el pez pique, efectuaremos la “lucha” sin tener necesidad del uso de la manivela del carrete, lo iremos trayendo manteniendo siempre la tensión del hilo y con tirones suaves hácia nosotros, con la mano, tirando de la cola de rata.

- Las líneas de cañas 5 y 6 son las más versátiles y las que menos pereza os dara el utilizarlas. Necesitaremos un escenario ámplio, lo más limpio de vegeteción posible y lo más libre de obstáculos que podamos.
Los precios de las mismas varían en función de la calidad de los materiales que las conforman. Desde aquí os animo a que empeceis con la afición pesquera de menos a más,. o de peores utensilios a irlos mejorando, poco a poco.

- En el lance del señuelo de ésta modalidad de pesca radica la mayor dificultad de la misma; de ahí nace su pseudónimo: pesca a látigo . Siempre y a medida que vayamos sacando más hilo (cola de rata), simultáneamente tendremos que ir tensandolo mediante la maniobra del látigo. El hilo en su vuelo siempre debe de estar tenso, en el momento que no lo esté, la mosca rozará con el suelo y automáticamente perderemos la tirada,. y muy posiblemente la mosca también. La acción de la caña cambia dependiendo del peso del señuelo:
no será idéntico el movimiento pescando a “seca”, que pescando a “ahogada” o pescando con un streamer, siendo éste el más pesado de los señuelos posibles y en muchos casos el o los más difíciles de volar o utilizar. El peso de los diferentes señuelos será el que marque el “tiempo de vuelo” de los mismos, a mayor peso menor tiempo de vuelo o de “suspensión” en el aire.

Las tres variedades de forma de pesca a mosca nos brindarán diferentes tipos de piques o diferentes maneras de picar de nuestras amigas las truchas. La picada más visible será la picada en superficie a la mosca flotante (mosca seca), ver como la trucha se lanza hácia tu mosca es algo irrepetible y único,. además queda uno cautivado por la belleza de uno de los pocos depredadores que no ha cambiado su forma de caza en miles de años,. Las otras dos posibilidades, la pesca a medias aguas con moscas ahogadas (normalmente representadas como ninfas), es variedad bonita, no comparable en belleza a pescar con seca, pero a veces, mucho más efectiva; no nos brinda la posibilidad de observar el pique con nitidez y la picada la notaremos “al tiento”.
El streamer, o mosca buceadora, no imita propiamente a una mosca, en éste caso representa o a un pequeño pez, o a un anfibio o a un invertebrado grande. Siempre irá undido y la recogida la efectuaremos con la mano que no sujetemos la caña.

Conseguir mover a un pez a mosca es algo que tardaremos tiempo en olvidar, una gozada,. hacerlo que pique es otro cantar..seremos nosotros quienes habremos de “clavar” al pez, ágilmente y siempre con la antelación suficiente, antes de que descubra el engaño, que será rápido.
Es posible que se trate de una modalidad de pesca más técnica que otras, más precisa, requeriremos de más destreza y de mucha más paciencia que con otras técnicas. Por eso es muy recomendable, que si un@ va a empezar con la pesca, animarle a que empiece a látigo., dominando ésta técnica las demás quedarán ámpliamente superadas.

un saludo a l@s seguidor@s de vuestro blog pesquero

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Pesca en río a Látigo o con Cola de Rata

Buenos días amigos y seguidores de este blog, marzo es el mes en el cúal me reaprovisiono de todo el ajuar pesquero anual, así logro sacar un tiempo muy provechoso a futuro. Es una buena manera de ir calentando motores…Entre las técnicas de pesca citadas anteriormente en éste blog, quiero centrarme hoy en una de las modalidades reina de la pesca: Pesca a látigo o con cola de rata.

Los utensilios necesarios para poder realizar esta pesca son muy simples:

-necesitaremos un carrete o reel especial para éste tipo de modalidad de pesca. Digo que ha de ser especial porque la acción que realizaremos con este tipo de carrete no es la de recoger un señuelo y después volverlo a lanzar, para luego recogerlo otra vez. El carrete de látigo, nos sirve para almacenar el hilo, o en este caso la cola de rata (muy diferente a la pita normal, normalmente es flotante, de colores visibles y hueco, para que no pese). El final de la cola de rata, o la parte donde irá enganchada la mosca, sí que es de pita y normalmente de pita muy fina, casi invisible, ya que un pez nunca atacaría a un señuelo (mosca) que estuviese atado a un cabo, cuerda o aún a pita normal muy fina. Al ser flexible la cola de rata, no será tan importante el grosor del bajo de línea o pita, con lo que podremos reducir el tamaño del bajo de línea para que nuestro engaño no sea descubierto, recordad: no deberemos de preocuparnos del poco grosor del bajo de línea por la conjunción de la acción de la caña junto con la cola de rata,.ofrecen la resistencia suficiente para doblegar al pez.

-La caña, ha de ser especial también, especial para este tipo de pesca: recordad que nuestra intención a la hora de lanzar la mosca, es hacerlo lo más lejos posible, pero lanzar algo que pesa “nada” es algo complicado. Aquí es donde quiero hacer un especial hincapié: la acción de la caña tiene poco que ver con la acción de una caña de cucharilla o spinning, su tamaño es mayor entre 2,5 m y los 3 m, también las hay mayores pero no son utilizadas por un servidor por considerar más que suficiente cualquiera de las dos medidas citadas para pescar en nuestros ríos.Las moscas o cebos para esta modalidad los podemos dividir en tres grupos:

1 pesca en superficie con moscas "secas"
2 pesca a profundidad baja con moscas "ahogadas"
3 pesca a mayor profundidad con streamers

A priori puede parecer que es una modalidad difícil,.lo es, pero sólo muy al principio nos parecerá impracticable, no nos parecerá factible la encomienda. Si podéis disponer de ayuda de primera mano lo valoraréis mucho ya que: más vale una imagen que mil palabras.

Nos extenderemos en el próximo artículo pesquero,.

un saludo a mis amig@s de éste vuestro blog

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Febrero, mes de amor en la naturaleza

Hola amigos y seguidores de este blog, cada día que pasa la nueva temporada está más cerca. Todos ansiamos dejar atrás el ténue sol invernal, así como las frías y largas noches. Hoy parece que despunta un magnífico día de febrero; que para quien no lo sepa, es el mes en el cual las aves migratorias vuelven a lo que serán sus cuarteles veraniegos, con la intención de encontrar la ansiada pareja que haga perpetuar su especie. Es un viaje contrareloj y lleno de peligros., por suerte, ya no se permite la caza “en puesto” en esta época. Si se permite, por desgracia, la caza del jabalí y de la becada (entre otros). Muchas veces trístemente, habrá jabalinas abatidas que portan ya los embriones fecundados en sus vientres..una vez más podemos observar la ineficacia de la administración y más concretamente, la nula aportación a un problema conocido, por parte del departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra. El motivo citado sería justificación suficiente para no permitir la caza en febrero.

Como mucha gente que entiende el campo sabe, febrero es un mes en el que muchas especies están emparejadas, o están a punto de hacerlo, por eso, no soy de los que apuran la temporada saliendo a cazar durante esta época. Me gusta salir al campo y observar los cambios que pronto van a suceder en el entorno, a nuestro alrededor. La metamorfosis paisajística hará que olvidemos las imágenes de los árboles desnudos de hojas con su consiguiente apariencia desolada y desoladora. Porque precísamente, es por esa apariencia desoladora la que luego nos hará disfrutar de sobremanera de ese cambio o de el nuevo manto verde que cubrirá los árboles y que llenará de vida y color nuestro paisaje.

Hoy es un magnífico día para mirar al cielo y ver algún bando de palomas, grullas o gansos. Siendo esta última especie, mucho más fácil de ver en invierno-primavera o en contrapasa, que en otoño en la tradicional pasa. No puedo decir lo mismo tanto de las palomas, como de las grullas, ya que, estas especies son mucho más fácilmente localizables en otoño.

La freza o deshove de nuestras amigas, las truchas ha tenido lugar desde mediados de diciembre; los nuevos alevines estarán eclosionados o apunto de hacerlo. Amigos, para bien o para mal, en lo que se refiere a la eclosión anual de las puestas de huevos de trucha, la suerte está echada.

Si deseáis ver buenas fotos de aves salvajes visitad la siguiente web, a la que da vida un buen amigo:

http://www.elcamperoinquieto.com

un saludo amiguitos

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Verano de seca,Otoño mojado

 Hola amigos/as seguidores de este blog, como apasionado de la naturaleza que soy, disfruto de los días lluviosos como un enano. No son días para hacer cosas normales, son días en los que disfrutamos de cosas diferentes,.Recuerdo que por estas fechas, el año pasado, tuvimos un final de Noviembre de varios días de 20 grados centígrados. Todos los que estamos en esto no sabíamos que la prolongación del verano de 2011, se alargaría hasta, prácticamente la entrada del nuevo año. Con las últimas lluvias, que  vienen sucediendose desde el día 27 de Noviembre y con las caídas anteriormente, tenemos para nuestro deleite las diferentes e infinitas tonalidades que nos brinda el campo en un Otoño normal. El ambiente, que imbuído por la humedad, crea caprichosas formas neblinosas, las cuales adheriendose a las laderas cargadas de árboles y vegetación, nos recuerdan que hasta hace muy poco no éramos más que meros observadores de éstos fenómenos y que ahora somos parte influyente o destructores, de éstos y otros muchos fenómenos naturales, propios a cada estación,.siento lástima por las nuevas generaciones de urbanitas, que se hacen eco de ese gran vacío que supone el no entender al campo o a la naturaleza.

 Ha comenzado a caer aguanieve, lo que sin duda supone el mojado definitivo para que, por fín se llenen acuíferos,pantanos, pozos y capa freática. A esta manera de llover, el que pare, que empiece, que pase de agua a aguanieve, y en definitiva que tengamos un tiempo cambiante, la conocemos en mi tierra como: langarra,.borrasca en el resto de la península.

Un cordial saludo amigas y amigos

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Eclosión del cangrejo señal

  El río parecía una ludoteca, abundaban los cangrejitos nacidos en mayo, por doquier. Era la primera vez que veía semejante concentración de cangrejo señal. Los tamaños de las diferentes puestas eran perfectamente diferenciables: sus cuerpecitos blandurrios oscilaban entre los 3 y los 6 cm. Lo más sorprendente de todo este hallazgo fue, sin duda, el comprobar como los progenitores de las puestas no estaban muy lejos de las mismas. Estaban cuidando de su descendencia al estilo de la más fiera hembra de black-bass, que ataca a cualquier ser vivo que se acerque a sus puestas, tanto en el desove, como en su posterior maduración, hasta que no necesitan de más vigilancia de sus progenitores. Las hembras, de mayores tamaños, son las que normalmente se encargan de estos menesteres.

  Lo curioso tambien, fue observar los lugares en los que las puestas se encontraban, nunca en un lugar profundo. Todos estaban más o menos, a unos 20 cms. de profundidad, evitando así entrar en aguas más profundas en las que sin duda algún depredador andaría al acecho. Además teniendo en cuenta el mínimo tamaño de éstos cngrejitos, cualquier pez mayor que una txipa, gustosamente los habría añadido en su dieta: sus mayores depredadores con forma de pez son la trucha y el barbo. Los mirlos acuáticos e incluso alguna avezada lavandera cascadeña tambien son potenciales enemigos. El cangrejo es un animal esquivo y huidizo, lo cúal es comprensible por considerarse parte de la dieta de cualquier depredador de río y aledaños. Su proliferación ha sido espectacular en los últimos 7-8 años, además de contar con la protección de la administración para la que no cuentan, en muchos casos, sus devastadores efectos. No tiene sentido que sólamente se pueda pescar cangrejos señal en los ríos en donde existen cotos, ya que, al dispararse sus poblaciones son otros habitantes del medio fluvial los que sufren estas superpoblaciones. Entre otras teorías, existe una que dice que el mayor depredador de las puestas de las truchas es el cangrejo señal, por lo que deberían dejarnos coger cangrejos a mano, sin abusar y con una legislación correcta, ad-hoc con los tiempos que corren y sabiendo que no diezmamos la especie.

 Normalmente las meriendas de cangrejos son fantásticas ocasiones para juntarnos con nuestros/as amigos/as, de sentarnos alrededor de una gran cazuela con unas buenas barras de pan y algo de vino y pasar así una buena tarde-noche de verano. Estas meriendas son muy típicas en mi tierra en las épocas estivales, más que por lo que comemos porque ya lo tenemos fijado como tradición;

 ya sabéis que cada época del año va acompañada de tradiciones ligadas a esa época, ya sea por tradición o por devoción.

 un saludo de Cómopescar..espero vuestros comentarios

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

pesca en río: un pique espectacular

Hola amigos y seguidores de este blog,

son abundantes las excursiones realizadas durante ésta temporada, a pesar de no haberos ido informando conforme es debido. No importa, el tiempo que necesitemos para explicarnos lo utilizaremos y seguro bien empleado estará..

día caluroso y anticiclónico, viento del norte racheado fuerte, a priori, no son las mejores condiciones para pescar. La ilusión era la misma que cada vez que nos acercamos al río, nos invade. Llevaba tres días pensando en el cebo que iba a utilizar para pescar correctamente ese gran pozo y no lo acababa de tener totalmente claro, me decidí por lo clásico. Una vez realizada correctamente la aproximación y con mi perra correctamente situada, coloqué una meeps del nº 3 blanca, levanté la uña de mi reel y lancé buscando una gran piedra que había a más de 25 mts al otro lado del río.,en cuanto la cucharilla tocó la superficie del agua, asomó el lomo de un ejemplar enorme, de más de dos kgrs !!

Volví  “a cargar” mi equipo, sabiendo que ya no tenía el factor sorpresa de mi lado; no podía permitirme fallar en precisión el lanzamiento que me disponía a realizar: había logrado ver lo que iba buscando. Conté hasta tres y lancé a volar mi cucharilla, que cayó aguas abajo de donde yo pretendía colocarla; comencé con la recogida suave, progresiva y no tardé en notar que algo se movía por los fondos del pozo…en esos momentos, los segundos  parecen horas y las emociones se mezclan con los fuertes latidos de corazón. No pasaron tres segundos hasta el violento momento en el que la gran trucha tomó mi cucharilla del nº 3…la violenta picada, metálica, hizo que hasta la caña vibrase.. era perféctamente conocedora del pozo en el cual me encontraba, estaba intentando pescarla en el salón de su propia casa. Intuí que no iba a ser tarea fácil, con un pique así nunca podemos descuidarnos y más aún cuando llevamos pita de 24 mms. Inmediatamente puse el freno al carrete, que lo llevaba lo suficientemente flojo como para no romper la pita y la música celestial comenzó: primero un salto de más de un metro fuera del agua me permitió ver con detalle el tamaño del ejemplar..era enorme. El animal, había conseguido atravesar el txorro más fuerte de corriente mediante una maniobra muy habilidosa y certera, ella luchaba desesperadamente, no estaba dispuesta a doblegarse fácilmente. Yo me encontraba sobre un pequeño terraplén encima de las raíces de un descomunal chopo, mientras mi carrete emitía ese fantástico ruido por los tirones del ejemplar que había clavado, intuí que me tenía que adelantar a lo que ella pretendía hacer: intentaba meterse y enredar mi pita entre las raíces del árbol. Es en estos momentos cuando uno se acuerda de que lleva los anzuelos sin rebaba o “muerte” y es sabedor de que el más mínimo descuido, fallo o precipitación nos hará perder el pez. Por suerte, siendo conocedor de las respuestas de mis amigas las truchas y aunque siempre haya multitud de variables, logré dominarla sin que pasase demasiado tiempo, ya que si el tiempo que transcurre durante la pelea es excesivo, muy pocas posibilidades tendremos de liberarla en condiciones mínimas para su recuperación correcta. Para sacarla del agua nunca utilizo tomadera ya que ésta desescama a los peces y los deja, en muchos casos malheridos. Tengo como costumbre acercarlas a la orilla y sacarlas de la cola, a la hora de desanzuelar me es muy sencillo por no utilizar muertes en los anzuelos. El ejemplar medía 61 cm y sobrepasaba sin duda, los 2 Kgrs de peso. Me sentí feliz no solo por haberla pescado, también por haberla pescado donde yo creía que ella podía estar. No tardó mucho tiempo en recuperarse, ya que pese al duro combate mantenido, el único anzuelo de mi cucharilla la había enganchado del hueso de la mandíbula o “koskoleta”, sabed amigos que disfruté más soltandola que pescandola.

No es habitual pescar una gran trucha en casi ninguna ocasión, pero es menos común todavía el hacerlo a la segunda barada, recordad que para ser pescador hay que conocer el medio que nos ocupa y sobretodo respetarlo,

un saludo de comopescar

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario